domingo, 23 de diciembre de 2007

ENTREVISTA A RAÚL DEL POZO

¿Qué ha pasado en España en estos años?
El milagro español de la posguerra, de la democracia, que parte también de los últimos años del franquismo y con la ayuda de Europa, ha sido superior o igual a la que pueden haber experimentado Alemania o Japón. Hemos pasado de un país de borricos y moscas en escabeche a un país donde las chicas para vender barras de pan se ponen guantes como si fueran a operar. De un país de emigrantes a un país donde hay emigrantes. De un país agrario a una potencia económica europea. Y eso se debe también a una sociedad pujante, a la libertad y a la democracia. Ha sido positiva a la larga.
Los protagonistas del libro, Los cautivos de la Moncloa, son Aznar y Zapatero. Noto alguna ambigüedad en tus juicios sobre ellos. Ofrece muchos testimonios y fuentes, pero al final no se sabe muy bien cuál es tu opinión verdadera sobre los dos.
Aznar ha sido el artífice de ese gran cambio. Ha sido un gran presidente. Pero no olvides las críticas salvajes que le hago por la participación en la guerra. También pongo muchas cosas malas... De Zapatero todavía no se puede decir nada malo, porque todavía está en carrera. A nivel personal he tenido buena relación con ambos. Creo que tuve más amistad con Aznar. El trato con Zapatero, a nivel personal... es una persona encantadora; es muy gentil, muy educado. Y Aznar siempre fue muy educado conmigo; lo peor que me ha dicho fueron como chulerías del barrio de Salamanca, y no las tengo en cuenta. Al final nos llevamos bien, excepto por la guerra. Se apuntó a una guerra en plan mozo de comedor chicano con el imperio. Se ha sentido Napoleón y sin tropas detrás, que resulta grotesco. Creo que pondero y valoro muy positivamente su primera legislatura.

No hay comentarios: